Redes sociales y el plan de empresa

Redes sociales y el plan de empresa

as redes sociales, instrumentos que llegaron a nuestras vidas como una forma de comunicación entre personas, venían con un objetivo mucho más específico. Las redes sociales han logrado cambiar la metodología que utiliza el capital privado para conectar con sus potenciales clientes y consumidores.

Los nuevos canales de comunicación han generado cambios en las acciones creadas para llevar a cabo estrategias empresariales. Sin embargo y, siendo conocedores del poder mediático alcanzado por las redes sociales y su infinito potencial, en términos de generación de negocios, alianzas estratégicas y específicamente, promoción de nuevas áreas de prestación de bienes y/o servicios, lo cierto es que no se debe olvidar que estos medios sociales son únicamente herramientas que optimizan los canales de comunicación.

Es por este motivo que conviene no olvidar que las redes sociales no son el objetivo perseguido y que el destino final debe contar con los mecanismos necesarios que deriven en la consecución de los objetivos planeados en cada estrategia.

La utilización de las redes sociales por parte de las empresas carecerá totalmente de efectividad si no se ha evaluado y acometido el análisis de variables determinantes como:agencia marketing onlineagencia seo barcelona

• Determinación del valor añadido

• Análisis y diferenciación de la competencia

Esta reflexión nos lleva a determinar que es totalmente impensable que el uso en sí mismo de las redes sociales sea suficiente para fidelizar clientes. No olvidemos que la promoción y la atracción de clientes hacia nuestra actividad únicamente será eficiente, si la impresión que se lleva el cliente al llegar a nosotros está basada en la calidad y el valor agregado que nos diferencia de la competencia.

El potencial de las redes sociales es constatable y repetido pero las redes sociales no venden, sino que son herramientas que ayudan a incrementar las ventas si son utilizadas eficazmente.

Solo gracias a la planificación y el establecimiento de una estrategia adaptada a los recursos existentes, podremos lograr los objetivos perseguidos.

Para ello y antes de poner en marcha la herramienta en la que se han convertido las redes sociales, es fundamental tener un plan de empresa específico y con acciones concretas, determinadas en el tiempo, en el que se analicen las siguientes variables:1. Objetivos perseguidos: Características de la actividad, inversión disponible, recursos al alcance, resultados previstos y su determinación en el tiempo2. Actividad y servicio prestado: Determinación del mercado al que está dirigido, valor agregado frente a la competencia, legislación vigente, estudio de mercado3. Targets: Clientes al que se destina, perfil económico, idioma, competencia, análisis de las necesidades del mercado y su evolución en el tiempo.
Producto: Canales de distribución, publicidad, red de expansión, promoción y previsiones4. Producción: Costes y evaluación del control de calidad5. Financiación: Personal, desembolsos, rentabilidad, establecimiento de los periodos de análisis de la evolución.

Únicamente llevando a cabo un plan de empresa real y objetivo usted podrá aprovechar al máximo las indudables ventajas de la herramienta de generación de negocios y promoción en que se han convertido las redes sociales. El emprendimiento es un reto, la constancia, la alerta y análisis permanente de nuestro entorno y el aprovechamiento de las herramientas a nuestro alcance, son las mejores fórmulas para lograr identificar las distintas oportunidades que se van presentando.

Redes sociales, las claves del éxito

Redes sociales, las claves del éxito

Las redes sociales han revolucionado no sólo la forma en la que las personas establecen sus relaciones, sino también y de forma indivisible, el entorno donde se desarrolla el emprendimiento, como protagonista indiscutible de esta nueva economía. El incalculable valor de las redes sociales para generar relaciones inmediatas es una herramienta poderosa para el emprendimiento; sin embargo, conviene tener presente que la presencia per se en las redes sociales no garantiza el éxito de un nuevo proyecto.

Partiendo de la premisa básica que las redes sociales son imprescindibles para tener éxito en los negocios, es fundamental seguir una serie de consejos que le permitan optimizar estas plataformas en pos de lograr los objetivos previstos.Analice su posición en las redes sociales

Antes de lanzarse a un nuevo negocio y su promoción revise su perfil en las redes sociales. Recuerde que estos deben ser abiertos para permitir el acceso de los usuarios interesados en los bienes y/o servicios ofertados a su marca.

Utilice las redes sociales de forma profesional, debe seleccionar los espacios donde tendrá una presencia activa partiendo de criterios de dedicación, la clave del éxito en las campañas realizadas en las plataformas sociales, radica en tener una presencia activa, abierta al diálogo, con capacidad de escucha y con actualización constante de contenidos de calidad que satisfagan las necesidades de los potenciales clientes.

Estar presente en la innumerable cantidad de espacios online que existen en la actualidad, no es garantía del éxito y puede suponer un freno a la consolidación de nuestra marca personal si no contamos con el tiempo suficiente para actualizar nuestros espacios.

Método y organización son fundamentales si va a iniciar una campaña online, debe establecer un tiempo cada día para estar presente en las redes sociales, así sea una hora al día, sistematice y planifique dichos tiempos y cúmplalos, sus seguidores se acostumbrarán a verlo presente y la confianza en la marca irá incrementándose de forma progresiva.

Actualización de perfiles, una de las variables más determinantes en la impresión que los usuarios tienen de nuestra marca, es la actualización constante de los contenidos, asegúrese que éstos son siempre actuales, novedosos y vigentes.

De igual forma que el SEO premia los contenidos de calidad que responden a los criterios de búsqueda de los usuarios y que se concentran en la entrega de un valor agregado teniendo como premisa fundamental la satisfacción de las necesidades, las redes sociales tejen la tela de araña de la confianza en base a la calidad.Participación activa y escucha abierta

Comprender que el nuevo modelo productivo se centra en la eficiencia y el valor agregado, dejando al margen la especulación y el enriquecimiento rápido y centrándose en la consolidación del compromiso y la confianza como claves de la eficiencia.

Sacar el máximo provecho a las redes sociales es sencillo si los objetivos perseguidos están centrados en el fortalecimiento de los vínculos entre personas, las relaciones que se traducirán en más oportunidades y la entrega de bienes y servicios eficientes que despierten el interés de los integrantes de la comunidad.

Las redes sociales, al contrario de quienes piensan que sirven únicamente para propagar una marca, son el punto neurálgico de la consolidación de su reputación, su naturaleza permite la escucha activa y la toma de conciencia sobre lo que se opina de la marca, y es precisamente en eso –en la consolidación de la reputación- más que en la viralidad con la que se propaguen las noticias, en lo que debe centrarse una campaña de marketing en redes sociales.

Para finalizar y acogiéndonos al término comunidad, no debemos olvidar que el término en sí mismo significa cooperación, colaboración, compromiso, satisfacción de necesidades mutuas y beneficio global. Cuanto más satisfechos estén nuestros seguidores de la información entregada, mayores oportunidades de negocios se irán vislumbrando y construyendo, acercándonos de forma progresiva a la consecución del éxito sostenido en el largo plazo.